Saltar al contenido

«El injerto en la higuera: claves para lograrlo con éxito»

Me resulta interesante hablar sobre qué se puede injertar en una higuera, ya que el injerto es una técnica de propagación que nos permite combinar diferentes variedades de plantas para obtener los beneficios de cada una en un solo árbol. En el caso de la higuera, esta práctica puede resultar muy beneficiosa para obtener distintos tipos de higos en un mismo árbol. A continuación, te contaré más detalles al respecto.

Qué es un injerto en jardinería, horticultura y agricultura

El injerto es una técnica ampliamente utilizada en jardinería, horticultura y agricultura con el fin de combinar las características deseables de dos plantas en una sola. Consiste en unir una porción de tejido de una planta (llamada injerto) con otra planta (llamada patrón) de manera que ambas crezcan unidas y compartan la savia.

Beneficios del injerto

Los beneficios del injerto son diversos y dependen del propósito que se busque con esta técnica. Algunos de los beneficios más comunes son la aceleración del crecimiento de la planta, la mejora en la resistencia a enfermedades, el aumento de la productividad y la posibilidad de obtener diferentes variedades en un mismo árbol, como en el caso de la higuera.

Árboles frutales que se pueden injertar en una higuera

Granado

El granado es una de las opciones más populares para injertar en una higuera. La combinación de ambas plantas permite obtener higos con un sabor dulce y jugoso, junto con la posibilidad de cosechar granadas, fruta conocida por su alto contenido de antioxidantes y su sabor refrescante.

Níspero

Otra opción interesante es el níspero, cuya madera tiende a ser compatible con la higuera. De esta manera, se puede obtener una planta que produzca tanto higos como nísperos, lo que brinda una variedad de frutas y sabores en un solo árbol.

Ciruelo

El ciruelo es otro árbol frutal que puede injertarse en una higuera con éxito. Esta combinación permite disfrutar de la dulzura de los higos junto con la jugosidad y la acidez característica de las ciruelas.

Almendro

El almendro es una opción más inusual, pero igualmente factible para realizar un injerto en una higuera. De esta manera, se pueden obtener almendras y higos en un mismo árbol, logrando una combinación de sabores y usos culinarios bastante interesante.

Pasos para hacer un injerto en árboles frutales

Selección del patrón

El primer paso para realizar un injerto en árboles frutales es seleccionar el patrón, es decir, la planta sobre la que se realizará el injerto. En el caso de la higuera, se debe elegir un árbol sano y vigoroso que servirá de base para la unión del injerto.

Selección del injerto

A continuación, se debe seleccionar el injerto, que será la porción de tejido que se unirá al patrón. Es importante elegir un injerto de una planta sana y libre de enfermedades, con las características deseables que se buscan obtener en el nuevo árbol.

Realización del corte

Para unir el injerto con el patrón, se realiza un corte en forma de V en la parte superior del patrón y en la porción inferior del injerto, de manera que encajen perfectamente al unirlos. Este corte se conoce como corte de lengüeta y es fundamental para que la unión sea exitosa.

Sujetar el injerto

Una vez realizados los cortes, se coloca el injerto sobre el patrón y se sujeta con cinta de injertar o con otro método que permita mantener las dos partes unidas de forma estable.

Protección del injerto

Para finalizar el proceso, es recomendable proteger el injerto con una pasta cicatrizante o con cinta de injertar, para evitar la entrada de enfermedades o la deshidratación de las partes unidas. De esta manera, se asegura que el injerto tenga las condiciones óptimas para crecer y unirse al patrón.

Injerto de hendidura doble en árboles frutales

¿En qué consiste el injerto de hendidura doble?

El injerto de hendidura doble es una técnica utilizada para unir el injerto con el patrón de una manera más segura y estable. Consiste en realizar dos cortes en forma de V, tanto en el patrón como en el injerto, de manera que al unirlos encajen perfectamente y se asegure una mayor superficie de contacto entre ambas partes.

Ventajas del injerto de hendidura doble

Esta técnica presenta la ventaja de proporcionar una unión más resistente y duradera, lo que favorece el crecimiento exitoso del injerto. Además, al aumentar la superficie de contacto entre el injerto y el patrón, se facilita el flujo de savia y nutrientes, lo que contribuye al desarrollo saludable de la nueva planta.

En conclusión, el injerto en una higuera ofrece la posibilidad de combinar diferentes variedades de árboles frutales en un solo ejemplar, lo que brinda una amplia gama de sabores y frutos en un espacio reducido. Con los cuidados adecuados y la técnica apropiada, es posible disfrutar de higos junto con otras frutas en un mismo árbol, lo que resulta fascinante para los amantes de la jardinería y la horticultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *