Saltar al contenido

Plantas con flores que crecen en agua: belleza natural acuática

¿Por qué es interesante hablar de plantas con flores que crecen en agua? Bueno, este tipo de plantas, además de ser una opción muy decorativa para cualquier espacio, son una forma de acercarnos a la naturaleza y explorar la belleza de la vida vegetal de una manera única y diferente. Encontrarás que cultivar plantas con flores que crecen en agua es un pasatiempo relajante y gratificante, y además, son una excelente opción para aquellos que no tienen un jardín o un espacio al aire libre para el cultivo de plantas. Además, a nivel decorativo, aportan frescura y vitalidad a cualquier espacio interior.

Ipomea batatas

Ipomea batatas, también conocida como batata o camote, es una planta con flores que puede crecer en agua de forma muy sencilla. Se trata de una planta rastrera que además de ser ornamental, produce un tubérculo comestible. Para cultivarla en agua, solo necesitas un vaso con agua, introduce la parte inferior del tubérculo en el agua y colócalo en un lugar soleado. En poco tiempo, comenzarán a desarrollarse hojas y flores, convirtiendo este proceso en todo un espectáculo visual.

Dracaena braunii

Dracaena braunii, también conocida como Lucky Bamboo, es una planta de la familia de las Ruscáceas. A pesar de su nombre, no es un bambú verdadero, pero se parece mucho a él. Esta planta es muy resistente y puede crecer en agua o en tierra. Para cultivarla en agua, solo necesitas un recipiente con agua en el que sumergir los tallos de la planta. Es importante cambiar el agua cada semana para evitar que se pudra, y mantenerla en un lugar iluminado pero sin exposición directa al sol.

Epipremnum aureum

Epipremnum aureum, conocida comúnmente como potus o pothos, es una planta trepadora muy popular en el mundo de la jardinería de interior. Se caracteriza por sus hojas verde brillante con manchas amarillas o plateadas. Esta planta puede crecer tanto en agua como en tierra, y es excelente para purificar el aire en espacios interiores. Para cultivarla en agua, solo necesitas un recipiente con agua limpia y cambiarla cada ciertas semanas para evitar la formación de algas. Los tallos sumergidos echarán raíces y la planta crecerá felizmente en esta condición.

Mentha piperita

Mentha piperita, comúnmente conocida como menta, es una planta aromática de la cual se utiliza tanto la parte aérea como las raíces, y que puede crecer en agua de forma sencilla. Si no dispones de jardín o espacio al aire libre, cultivar menta en agua es una excelente opción. Solo necesitas un esqueje de menta, sumergirlo en agua y colocarlo en un lugar con luz indirecta. En poco tiempo, verás cómo echa raíces y comienza a crecer vigorosamente, proporcionándote hojas frescas para tus infusiones, mojitos o para aromatizar tus platos favoritos.

Cyclamen persicum

Cyclamen persicum, conocido simplemente como ciclamen, es una planta bulbosa de floración invernal muy apreciada por la belleza de sus flores. Aunque es más común verla cultivada en macetas con tierra, también es posible cultivarla en agua. Para ello, puedes utilizar un recipiente con agua y un soporte para colocar el bulbo del ciclamen de manera que quede parcialmente sumergido. Es importante tener cuidado de no mojar el bulbo, ya que esto puede propiciar su pudrición. En poco tiempo, disfrutarás de sus delicadas y coloridas flores en tu espacio interior.

Spathiphyllum

Spathiphyllum, conocida como lirio de la paz, es una planta de interior muy popular gracias a sus elegantes hojas de color verde intenso y a sus flores blancas. Esta planta es capaz de purificar el aire, por lo que es ideal para cultivar en ambientes interiores. Puede crecer tanto en agua como en tierra, y es una planta de bajo mantenimiento. Para cultivarla en agua, solo necesitas sumergir los extremos de los tallos en agua y colocarla en un lugar iluminado pero sin exposición directa al sol. Cambia el agua cada cierto tiempo para mantenerla limpia y fresca.

Monstera deliciosa

Monstera deliciosa, comúnmente conocida como costilla de Adán, es una planta ornamental apreciada por la belleza y tamaño de sus hojas. Aunque es más común verla cultivada en tierra, también es posible cultivarla en agua. Solo necesitas un vaso o recipiente con agua limpia en el que sumergir un esqueje de la planta. En poco tiempo, la Monstera deliciosa echará raíces y comenzará a desarrollar nuevas hojas, convirtiéndose en una hermosa adición a tu espacio interior.

Tradescantia

Tradescantia es un género que incluye varias especies de plantas con flores que crecen en agua. Una de las más conocidas es la Tradescantia zebrina, que se caracteriza por sus hojas de color verde y morado, y por su facilidad de cultivo. Para cultivarla en agua, solo necesitas un recipiente con agua limpia en el que sumergir los tallos de la planta. En poco tiempo, la Tradescantia echará raíces y comenzará a crecer vigorosamente, añadiendo un toque de color a tu espacio interior.

Hedera helix

Hedera helix, conocida como hiedra común o hiedra inglesa, es una planta trepadora de hoja perenne con un atractivo follaje verde. Aunque es más común verla cultivada en macetas con tierra, también es posible cultivarla en agua. Para ello, solo necesitas un recipiente con agua limpia en el que sumergir los tallos de la planta. En poco tiempo, la hiedra echará raíces y comenzará a crecer, proporcionando un atractivo verde a tus espacios interiores.

Syngonium

Syngonium, conocido como planta flecha o nephthytis, es una planta de interior muy apreciada por la belleza de sus hojas, que presentan un patrón moteado en tonos verdes, blancos y a veces rosados. Esta planta es muy resistente y fácil de cuidar, y puede crecer en agua de manera sencilla. Para cultivarla en agua, solo necesitas un recipiente con agua limpia en el que sumergir los tallos de la planta. En poco tiempo, la Syngonium echará raíces y comenzará a crecer, convirtiéndose en una hermosa adición para tus espacios interiores.

Plectranthus Verticillatus

Plectranthus Verticillatus, también conocida como planta del dinero o planta suegra, es una planta colgante de hojas verdes con un atractivo patrón plateado. Esta planta es ideal para cultivar en agua, ya que es capaz de desarrollar raíces sumergidas de manera muy rápida. Para cultivarla en agua, solo necesitas un recipiente con agua limpia en el que sumergir los tallos de la planta. En poco tiempo, la Plectranthus Verticillatus echará raíces y comenzará a crecer, añadiendo frescura y vitalidad a tus espacios interiores.

Aglaonema

Aglaonema, conocida como chinesse evergreen, es una planta de interior muy popular gracias a la belleza de sus hojas, que presentan atractivos patrones de colores. Esta planta es capaz de crecer en agua de manera sencilla, lo que la convierte en una excelente opción para decorar espacios interiores. Para cultivarla en agua, solo necesitas sumergir los extremos de los tallos en agua limpia y colocarla en un lugar con luz indirecta. Cambia el agua cada cierto tiempo para mantenerla limpia y fresca.

Consejos para cuidar las plantas de interior que crecen en agua

Mantener el agua limpia: Es fundamental cambiar el agua de forma regular para evitar la formación de algas y para proporcionar a las raíces un entorno limpio y saludable para su crecimiento. Esto ayudará a mantener las plantas fuertes y saludables a lo largo del tiempo.

Luz adecuada: Aunque estas plantas pueden crecer en agua, siguen necesitando luz para realizar la fotosíntesis. Es importante colocarlas en un lugar con luz indirecta para asegurar su crecimiento óptimo.

Vigilar las raíces: Al cultivar plantas en agua, es importante estar atento al desarrollo de las raíces para asegurarse de que están sanas y fuertes. Si observas que las raíces se tornan marrones o presentan algún tipo de enfermedad, es importante tomar medidas para solucionarlo.

Podar con regularidad: Mantener las plantas podadas ayudará a promover un crecimiento fuerte y saludable, además de mantener su forma y estética en buen estado. Retira las partes dañadas o marchitas para fomentar un crecimiento vigoroso.

Utilizar fertilizantes con moderación: Si bien estas plantas pueden obtener nutrientes del agua, puedes utilizar fertilizantes líquidos de forma ocasional para proporcionarles nutrientes adicionales que fomenten su crecimiento y floración.

En resumen, cultivar plantas con flores que crecen en agua es una forma maravillosa de disfrutar de la belleza de la naturaleza en espacios interiores. Con cuidados adecuados y una atención regular, estas plantas pueden crecer de forma vigorosa y brindar alegría y frescura a cualquier hogar u oficina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *