Saltar al contenido

Plantación: La suegra y la nuera compran juntas.

Te preguntarás por qué es interesante hablar de planta la suegra y la nuera comprar. Pues bien, ambas son plantas bulbosas de la familia de las amarilidáceas muy apreciadas por su belleza y sencillez en el cuidado. Tener en casa una planta como la amarilis o amarullis es una gran idea, ya que aporta color y vida a cualquier espacio. Es importante conocer cómo cuidarlas para que puedan florecer de forma espectacular, por eso en este artículo te compartiré todo lo que necesitas saber sobre su cultivo y mantenimiento.

Cuidados de la planta amarilis o amarullis

Ubicación y luz

Para cultivar la planta amarilis, es importante elegir un lugar donde reciban luz directa, pero procurando que no estén expuestas al sol durante las horas más calurosas del día. Un balcón o una ventana orientada al este suelen ser lugares ideales para que reciban la cantidad de luz adecuada.

Riego

El riego de la amarilis debe ser abundante durante su época de crecimiento, pero es fundamental que el sustrato drene bien el agua para evitar encharcamientos. Durante la etapa de floración, se debe reducir el riego para que la planta no se pudra.

Temperatura

Las plantas de amarilis prefieren climas cálidos, por lo que es importante mantenerlas en un lugar donde la temperatura no descienda de manera drástica. Se desarrollan mejor en ambientes cálidos y protegidos del frío.

Plagas

Uno de los problemas más comunes en las plantas de amarulilis son los pulgones y los trips. Para prevenir infestaciones, es recomendable revisar periódicamente las hojas y aplicar insecticida natural en caso de detectar la presencia de plagas.

Cómo reproducir amarilis

La reproducción de la planta amarilis se puede realizar a través de semillas, pero el método más común y sencillo es a partir de sus bulbos. Al dividir los bulbos y plantarlos en macetas individuales, se pueden obtener nuevas plantas con facilidad.

Cómo plantar bulbos de amarilis

Para plantar los bulbos de amarilis, es necesario utilizar macetas con buen drenaje y un sustrato específico para plantas bulbosas. Se recomienda enterrar el bulbo hasta la mitad, dejando la punta expuesta, y regar de forma moderada hasta que comience a brotar.

En resumen, la planta amarilis es una hermosa especie que, con los cuidados adecuados, puede alegrar cualquier rincón con sus vistosas flores. Siguiendo las recomendaciones sobre ubicación, luz, riego, temperatura, control de plagas, reproducción y plantación, podrás disfrutar de estas maravillosas plantas en todo su esplendor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *