Saltar al contenido

En qué luna se siembran los guisantes

¿Por qué es interesante hablar de en que luna se siembran los guisantes? Pues bien, la siembra de guisantes es una tarea común en la jardinería, y muchos jardineros aficionados y expertos buscan la mejor manera de garantizar una cosecha exitosa. La influencia de la luna en la siembra de los guisantes es un tema que ha generado debate a lo largo del tiempo. A continuación, profundizaré en este tema para brindarte la información más completa y detallada sobre cuándo y cómo sembrar guisantes en base a las fases lunares, así como otros aspectos relevantes para su correcto desarrollo.

La influencia de la fase lunar en la siembra de guisantes

La influencia de la fase lunar en la siembra de guisantes es un tema que ha sido objeto de interés y estudio por parte de agricultores, horticultores y jardineros. Según la sabiduría popular y algunas corrientes de la agricultura biodinámica, la fase lunar puede afectar el crecimiento de las plantas, incluyendo los guisantes. Aunque no existen evidencias científicas sólidas que respalden esta creencia, muchos siguen considerando las fases de la luna como un factor determinante a la hora de sembrar sus cultivos. Pero, ¿en qué luna se siembran los guisantes? A continuación, profundizaremos en este punto y en otros aspectos importantes a tener en cuenta al momento de plantar guisantes.

¿En qué fase lunar se siembran los guisantes?

La recomendación general para la siembra de guisantes es hacerlo en la fase de luna creciente. Se cree que durante esta fase, la savia de las plantas asciende, lo que favorece el desarrollo de la parte aérea de la planta. Por lo tanto, al sembrar los guisantes en esta etapa, se esperaría un crecimiento más vigoroso de la planta. Existen otras corrientes que sugieren sembrar los guisantes en luna menguante, argumentando que durante esta fase, la savia se concentra en las raíces, lo que contribuiría al desarrollo de un sistema radicular fuerte. Aunque la ciencia no respalda estas creencias, muchos agricultores prefieren seguir estas indicaciones basadas en la tradición y la experiencia empírica.

Consideraciones adicionales para la siembra de guisantes

Además de la influencia de la fase lunar, existen otros aspectos a tener en cuenta al momento de sembrar guisantes. La calidad del suelo, la exposición solar, el riego adecuado y la elección de la variedad de guisante son factores igualmente importantes para el éxito del cultivo. Es fundamental asegurarse de que el suelo tenga un buen drenaje y esté libre de malas hierbas. Los guisantes requieren de una exposición solar directa, por lo que es recomendable elegir un lugar en el jardín que reciba al menos 6 horas de luz solar al día. Respecto al riego, es importante mantener el suelo húmedo, pero no encharcado, especialmente durante la fase de germinación de las semillas. En cuanto a la variedad de guisante, existen diversas opciones, como los guisantes enanos, los de enrame y los de variedades para recolección de guisantes tiernos o guisantes secos. Cada variedad tiene requerimientos específicos, por lo que es importante informarse sobre las características de cada una antes de realizar la siembra.

Cuándo plantar guisantes

Época de siembra de guisantes

La época ideal de siembra de guisantes dependerá en gran medida de la zona climática en la que nos encontremos. En climas templados, la siembra se realiza típicamente en primavera, una vez que han pasado las heladas. En cambio, en zonas más cálidas, la siembra puede llevarse a cabo en otoño e incluso en invierno, evitando los meses más fríos. Es importante consultar la información específica para la región en la que nos encontremos, ya que las condiciones climáticas varían considerablemente de un lugar a otro.

Preparación del suelo y siembra

Para preparar el suelo para la siembra de guisantes, es recomendable remover la tierra hasta una profundidad de al menos 20 centímetros, rompiendo terrones y asegurándose de que esté bien aireada. A continuación, se pueden aplicar abonos orgánicos, como compost o estiércol bien descompuesto, para enriquecer el suelo y proporcionar los nutrientes necesarios para el crecimiento de los guisantes. Respecto a la siembra, se recomienda hacer surcos con una separación de alrededor de 60 centímetros, depositar las semillas a una profundidad de 3-5 centímetros y cubrirlas con tierra. Es importante mantener una distancia de al menos 5 centímetros entre cada semilla para permitir un crecimiento adecuado.

Cómo plantar guisantes en maceta

Elección de la maceta

Para aquellos que no disponen de un jardín, los guisantes también pueden ser cultivados en macetas. La elección de la maceta es un aspecto clave para el éxito del cultivo. Se recomienda optar por macetas de al menos 30 centímetros de profundidad, con agujeros en la base para garantizar un buen drenaje del agua. Las macetas de terracota o de plástico son opciones comunes, y cada una tiene sus propias ventajas en cuanto a retención de humedad y aislamiento térmico.

Preparación de la maceta y siembra

Antes de sembrar los guisantes en la maceta, es importante colocar una capa de grava o arcilla expandida en el fondo para asegurar un buen drenaje. A continuación, se puede llenar la maceta con tierra especialmente formulada para macetas o sustrato universal. La siembra de los guisantes en la maceta seguirá el mismo proceso que en el suelo, creando surcos a la misma profundidad y distancia recomendadas. Es fundamental colocar la maceta en un lugar que reciba luz solar directa, y proporcionar un soporte para que las plantas trepadoras puedan crecer verticalmente.

Cómo plantar guisantes en suelo

Preparación del suelo y siembra en el suelo

La siembra de guisantes en el suelo requiere de una preparación similar a la mencionada previamente. Es necesario asegurarse de que el suelo esté bien drenado y enriquecido con materia orgánica. Los surcos para la siembra deben tener la misma separación y profundidad que se recomienda para la siembra en maceta. Al igual que en la siembra en maceta, es importante proporcionar un soporte para las variedades trepadoras, lo que facilitará su crecimiento vertical y evitará que se enreden entre sí.

Cuánto tarda en crecer una planta de guisantes

Tiempo estimado para la germinación de las semillas

Una vez realizada la siembra de los guisantes, el tiempo estimado para la germinación de las semillas es de aproximadamente 7 a 14 días, siempre y cuando se hayan proporcionado las condiciones óptimas de humedad y temperatura. Durante este periodo, es importante mantener el suelo húmedo para favorecer la emergencia de las plántulas.

Periodo de crecimiento y floración

Tras la germinación, las plantas de guisantes continuarán su crecimiento, desarrollando hojas y brotes. El periodo de floración ocurre aproximadamente entre 9 y 11 semanas después de la siembra, momento en el que las plantas producen flores blancas o moradas, dependiendo de la variedad. Estas flores darán paso a las vainas de guisantes que podrán ser cosechadas cuando alcancen la madurez.

En resumen, la siembra de guisantes puede ser un proceso gratificante y relativamente sencillo si se toman en cuenta las recomendaciones adecuadas. La influencia de la fase lunar, la elección del momento y lugar de siembra, así como el cuidado durante el crecimiento de las plantas, son aspectos clave a considerar para obtener una cosecha exitosa. ¡Anímate a cultivar tus propios guisantes y disfrutar de su sabor fresco y nutritivo en tus comidas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *