Saltar al contenido

Cómo subir el pH de la piscina de forma casera

Subir el pH de la piscina de forma casera es una tarea que puede resultar complicada si no se cuenta con la información y los productos adecuados. Por eso, en este post quiero compartir contigo algunas técnicas y recomendaciones para lograr este objetivo de manera efectiva. Mantener el pH del agua en los niveles adecuados es fundamental para garantizar la efectividad de los productos de tratamiento, así como para preservar la salud de los bañistas y la durabilidad de la piscina.

Por qué es importante mantener el pH de la piscina en niveles adecuados

Mantener el pH de la piscina en los niveles adecuados es fundamental para garantizar la eficacia de los productos químicos de tratamiento del agua y para proteger la salud de las personas que la utilizan. Un pH desequilibrado puede causar irritación en la piel y los ojos, así como reducir la eficacia del cloro u otros desinfectantes. Además, un pH inadecuado puede provocar la formación de depósitos minerales en las paredes y el suelo de la piscina, lo que puede resultar en daños a largo plazo.

Utilizando bicarbonato de sodio

Una forma casera y efectiva de subir el pH de la piscina es utilizando bicarbonato de sodio. Este producto es fácil de encontrar en cualquier supermercado y puede ayudarte a aumentar el pH del agua de forma segura y controlada. Para utilizarlo, debes diluir una cierta cantidad de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua y luego verter la mezcla lentamente en varios puntos de la piscina, con la bomba en funcionamiento para asegurar una distribución homogénea. Es importante medir el pH después de agregar el bicarbonato de sodio para asegurarte de que el aumento ha sido el adecuado.

Usando carbonato de sodio

Otra opción para subir el pH de la piscina de forma casera es utilizando carbonato de sodio, también conocido como soda ash. Este producto es más potente que el bicarbonato de sodio, por lo que es importante utilizarlo con precaución y siguiendo las indicaciones del fabricante. Al igual que con el bicarbonato, es fundamental medir el pH del agua antes y después de añadir el carbonato de sodio para evitar desequilibrios.

Empleando ceniza de madera

Una alternativa más natural para subir el pH de la piscina es utilizando ceniza de madera. Aunque puede resultar un poco más difícil de conseguir, la ceniza de madera puede ser efectiva para elevar el pH del agua, especialmente en piscinas más pequeñas o en situaciones de emergencia. Debes esparcirla suavemente por la superficie de la piscina y dejar que repose antes de medir el pH y ajustar las cantidades si es necesario.

Recuerda medir y ajustar

Independientemente del producto que elijas para subir el pH de la piscina, es importante medir el pH del agua regularmente usando un kit de pruebas específico. Esto te permitirá ajustar la cantidad de producto que necesitas añadir, evitando desequilibrios que puedan resultar en problemas para la piscina y para quienes la disfrutan. Recuerda seguir las instrucciones de los fabricantes y no añadir grandes cantidades de productos de una sola vez, ya que esto puede tener efectos no deseados en el agua.

Conclusión

Subir el pH de la piscina de forma casera puede ser una tarea sencilla si se siguen las recomendaciones adecuadas y se utilizan los productos apropiados. Mantener el pH en los niveles adecuados es esencial para garantizar la salud de los bañistas, la durabilidad de la piscina y la eficacia de los productos de tratamiento del agua. Con estos consejos, podrás mantener el pH de tu piscina bajo control y disfrutar de un agua limpia y saludable en todo momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *